top of page

¿La dislexia es parte de la neurodivergencia?

La dislexia, una diferencia neurológica que forma parte del espectro de la neurodivergencia, afecta la habilidad de leer y escribir. Aunque está presente desde el nacimiento, sus manifestaciones se hacen más evidentes durante los primeros años escolares. En este artículo, exploramos sus características y ofrecemos consejos para abordarla con amor y de manera efectiva.

Niña lee. - Be Xtraordinary

La dislexia es considerada parte de la neurodivergencia. La neurodiversidad es un concepto que se refiere a la variabilidad inherente entre cerebros humanos en cuanto a su estructura y funcionamiento. A través de esta perspectiva, condiciones como la dislexia, el TDAH, el autismo, entre otras, no son vistas necesariamente como enfermedades o defectos, sino más bien como diferencias naturales en el espectro de la cognición humana.


¿Cómo se manifiesta la dislexia?

La dislexia es considerada una diferencia específica del aprendizaje que afecta principalmente la habilidad de leer y escribir. Aunque se manifiesta de forma diferente en cada persona, los características más comunes son:


1. Dificultad para reconocer palabras escritas o para decodificarlas.

2. Confusión con letras que se parecen en forma o sonido (como "b" y "d" o "p" y "q").

3. Lentitud en la lectura.

4. Errores frecuentes al leer en voz alta.

5. Dificultad con la ortografía.

6. Problemas para comprender lo que se lee.



Algunos tips para abordar la dislexia:


1. Intervención temprana: Cuanto más temprano se detecte y se comience a intervenir en la dislexia, mejor será el pronóstico a largo plazo.


2. Enfoque multisensorial: Usar métodos que involucren varios sentidos (vista, oído, tacto) puede ser útil. Por ejemplo, al aprender una nueva palabra, el estudiante podría verla, decirla en voz alta y escribirla en arena o con plastilina.


3. Refuerzo positivo: Celebrar los logros y avances, por pequeños que sean, para fomentar la confianza y la autoestima.


4. Tecnología: Hay aplicaciones y software diseñados específicamente para ayudar a las personas con dislexia. Estos pueden incluir lectores de texto, correctores ortográficos avanzados entre otros.


5. Información precisa en la escuela: Es crucial que los educadores estén informados y que se realicen las adaptaciones necesarias durante el proceso de aprendizaje, como dar más tiempo para tareas de lectura o permitir el uso de tecnología asistida.


6. Terapia con especialistas: La ayuda de un profesional especializado en dislexia puede ser de gran beneficio para desarrollar estrategias y habilidades de lectura.


7. Fomentar la lectura: Aunque pueda ser desafiante, es vital que las personas con dislexia sigan exponiéndose a la lectura. Escoger libros del interés del lector y avanzar gradualmente en complejidad puede ayudar.


8. Entender la neurodiversidad: Es esencial que tanto la persona con dislexia como su entorno entiendan que esta condición no está relacionada con la inteligencia ni con las capacidades de la persona. Reconocer y respetar la neurodiversidad puede llevar a una mayor aceptación y comprensión.


Si bien la dislexia es una diferencia que está presente desde el nacimiento, sus características se suelen manifestar claramente cuando los niños comienzan a aprender a leer y escribir.

Dificultades que suelen presentarse durante las distintas etapas de aprendizaje:


1. Preescolar:

- Dificultades para rimar palabras.

- Problemas para identificar y aprender el alfabeto.

- Dificultad para recordar números, colores y formas.

- Problemas para seguir instrucciones secuenciales (por ejemplo, "primero toma tu cepillo, luego ponle pasta y después cepilla tus dientes").

- Dificultades en el lenguaje oral, como encontrar la palabra correcta o formular frases.

2. Edad escolar temprana (alrededor de los 5 a 7 años):

- Dificultades para asociar letras con sus sonidos correspondientes.

- Lentitud al leer y escribir en comparación con sus compañeros.

- Problemas para decodificar palabras desconocidas.

- Dificultades con la ortografía.

- Evitar tareas relacionadas con la lectura.

3. Edad escolar posterior (a partir de los 8 años en adelante):

- Dificultades continuas con la lectura fluida y la comprensión.

- Problemas para identificar y recordar palabras vistas con frecuencia.

- Dificultades en la organización y secuenciación de ideas al escribir.

- Lucha continua con la ortografía.

4. Adolescencia y adultez:

- Si la dislexia no fue identificada o tratada en la infancia, los adolescentes y adultos pueden continuar enfrentando desafíos con la lectura fluida, comprensión y ortografía.

- Pueden desarrollar estrategias para compensar, pero las tareas que requieren habilidades de lectura y escritura pueden seguir siendo desafiantes.

Es importante destacar que la intensidad y la manifestación exacta de las características varían de una persona a otra. Si se sospecha que un niño o niña puede ser disléxico, es importante realizar una evaluación formal para identificar la condición y comenzar las intervenciones apropiadas lo antes posible.


Entender la dislexia desde el marco de la neurodiversidad puede cambiar la perspectiva de "problema" a "diferencia"

Entender la dislexia desde el marco de la neurodiversidad puede cambiar la perspectiva de "problema" a "diferencia". Abordarla con empatía, herramientas adecuadas y un entorno comprensivo puede generar un gran cambio en la vida de quienes la experimentan. <>










------------------






コメント


Sumate a nuestro eXtraordinario equipo

Be Xpert ;)

No te pierdas nada

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page