top of page

¿Mi cerebro es neurodivergente?

¿Vale la pena saberlo? ¿En qué me ayuda conocer y entender el diagnóstico?



¿Alguna vez sentiste o pensaste que procesas la información de forma diferente a los demás? ¡Entonces quizá podrías ser neurodivergente!


Algunas condiciones neurodivergentes comunes son el autismo, el TDAH, la dislexia y la discalculia. Para descubrirlo, tendrías que reflexionar sobre tus experiencias o incluso acudir a un profesional.


¿Y por qué es útil saber si sos neurodivergente? Acá te dejamos algunas razones:


#1 Conocer más de vos: Entender tu neurodivergencia te permite saber cómo enfrentar desafíos, adaptarte mejor y alcanzar tus metas.


#2 Recursos a tu alcance: Si sabes que sos neurodivergente, podes buscar herramientas y apoyos específicos que te faciliten la vida en el trabajo, la escuela o en tus relaciones.


#3 Adiós al estigma: Entender que la neurodivergencia es solo otra forma de ser te ayuda a aceptarte y a luchar contra el estigma.


#4 Ser parte de una Comunidad: ¡No estás solo! Conocer tu neurodivergencia te permite conectar con otras personas con experiencias similares.


#5 Concientizar y ayudar a otros: Al reconocer tu propia neurodivergencia, podes ayudar a crear conciencia y promover la inclusión en nuestra sociedad.


Conocer y entender su diagnóstico permite a la persona neurodivergente y a su entorno desarrollar estrategias adecuadas y efectivas para abordar los desafíos, así como celebrar y aprovechar sus habilidades y talentos únicos.

Por otra parte, una desventaja significativa de no conocer un diagnóstico neurodivergente o autista es la falta de acceso a los recursos y apoyos adecuados. Cuando una persona no sabe que es neurodivergente, es posible que no reciba el apoyo necesario en entornos educativos, laborales y sociales. Como resultado, puede enfrentarse a desafíos innecesarios, limitando su capacidad para alcanzar su máximo potencial. Además, la falta de comprensión sobre su condición puede generar dificultades en la comunicación y las interacciones sociales, y puede afectar su autoestima y bienestar emocional.


Otra desventaja importante de no conocer un diagnóstico neurodivergente o autista es el riesgo de malinterpretar o ignorar las necesidades y comportamientos de la persona. Sin un diagnóstico, tanto la persona afectada como quienes la rodean pueden atribuir sus desafíos a la pereza, la mala educación o la falta de voluntad para adaptarse, en lugar de comprender que son resultado de diferencias neurológicas. Esto puede provocar sentimientos de frustración, aislamiento y estigmatización, lo que agrava las dificultades que ya enfrentan. Conocer y entender su diagnóstico permite a la persona neurodivergente y a su entorno desarrollar estrategias adecuadas y efectivas para abordar los desafíos, así como celebrar y aprovechar sus habilidades y talentos únicos.

A veces la incertidumbre o los miedos no te dejan avanzar, pero saber si tu cerebro es neurodivergente puede ser muy útil para conocerte mejor, encontrar recursos, combatir el estigma, conectar con otros y fomentar un mundo más inclusivo.


Animate a descubrir, disfrutar y celebrar tus diferencias. <>


Commentaires


Sumate a nuestro eXtraordinario equipo

Be Xpert ;)

No te pierdas nada

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page